Categoríaa NEWSVIDA

EEUU rescata centros anti-aborto con fondos para la pandemia

PlayGround
4 agosto, 2020 11:02 pm

En EEUU existen unos 2 mil 500 centros anti-aborto. Su función es evidente: evitar la interrupción voluntaria del embarazo. Pero según contó a The Guardian Andrea Swartzendruber, profesora de epidemiología y bioestadística en la universidad Georgia College of Public Health, “estos centros tienen objetivos secundarios: evangelización cristiana o promover la abstinencia sexual antes del matrimonio”.

En esta misma línea, doctores y abogados alrededor del país señalan que son lugares “legales pero poco éticos”. Se muestran como clínicas adaptadas para dar servicios de atención reproductiva, pero a menudo ofrecen medicamentos fraudulentos como pastillas abortivas no oficiales, desinforman o exageran los peligros de abortar.

“A pesar de que estos centros están sujetos a protección [constitucional], la propagación de desinformación debería verse como una violación ética que socava la salud de las mujeres”, escribió la Dr. Amy G Bryant y otros autores en la revista ‘Journal of Ethics’ de la American Medical Association.

«[Estos centros suponen] un grave riesgo para la vida de las mujeres y una seria amenaza a la democracia»

Rescate económico durante la pandemia

Durante la pandemia, estas clínicas vieron un receso en la afluencia de clientes y se vieron golpeadas económicamente. Para evitar el colapso, el gobierno estadounidense les proporcionó una ayuda de al menos 4 millones de dólares y posiblemente más de 10 millones de dólares en préstamos “perdonables”.

Las cifras son aproximadas, ya que la administración publicó rangos de presupuesto, pero la noticia ha generado una ola de críticas debido a los riesgos que suponen dichas instituciones.

Estas cantidades formaban parte del primer paquete de ayudas destinadas a paliar los efectos económicos del coronavirus, llamado “paycheck protection program” o PPP.  El programa también donó millones a lobbies anti-gay y anti-aborto.

Un riesgo para la vida de la mujer

También llamados como “centros de crisis de embarazo”, suelen ser más accesibles que las clínicas de aborto en Estados Unidos, debido a que legisladores conservadores estatales insisten en ofrecer facilidades para los primeros.

Estos impedimentos suponen «un grave riesgo para la vida de las mujeres y una seria amenaza a la democracia», manifestó Fred Matić, reportero del Parlamento Europeo, openDemocracy.

Compartir