Categoríaa NEWS

Los grupos políticos y religiosos detrás de las protestas anti-cuarentena en Argentina

Imanol Subiela Salvo
27 julio, 2020 10:24 pm

Aunque la cuarentena por coronavirus empieza a flexibilizarse en gran parte de Argentina, Buenos Aires aún mantiene restricciones y han comenzado a surgir movimientos anti-cuarentena, con apoyo de grupos políticos y religiosos.

Por un lado, en redes sociales aparecieron grupos como Equipo Republicano o el Movimiento Pro Vida, que buscaron agitar y convocar a estas protestas contra el gobierno y la cuarentena.

Pero del otro, estas manifestaciones también tuvieron un apoyo institucional, dado que distintos dirigentes de Cambiemos (la ex coalición de gobierno, de corte neoliberal) se manifestaron en redes a favor de la protesta y convocaron al «banderazo por la patria”.

También se sumaron algunos de los grupos católicos o “pro vida” que empezaron a cobrar fuerza hace dos años, cuando se discutió la ley del aborto, una legislación que sigue sin ser aprobada.

Además, hay ciudadanos que sin ningún tipo de militancia política o religiosa participaron en las protestas para exigir apoyo económico al gobierno, una preocupación muy amplia en un país como Argentina, donde desde hace años se lidia con una crisis financiera.

Como los grupos que mueven estas protestas son muy distintos, los reclamos son muy heterogéneos: mientras algunos defienden “la república” y “la patria”, otros defienden a Dios y unos más enarbolan teorías conspiranoicas contra el 5G y la imposición de un “nuevo orden mundial”.

La consecuencia de eso es que los reclamos políticos se mezclan con falsedades sobre la pandemia de Covid-19. Así, estas protestas se convierten en focos de desinformación… y de contagios.

En la cobertura televisiva que tuvieron estas marchas se recogieron testimonios de personas que afirmaban que la pandemia “era un invento”.

Paradójicamente, Ángel José Spotorno, un jubilado militante de Cambiemos que organizó marchas contra las medidas sanitarias y la cuarentena, murió de Covid-19 a mediados de junio.

Los movimiento más ligados a sectores católicos o “pro vida” también aprovechan estas protestas para difundir desinformación. Chinda Brandolino, una médica apodada “la mujer de la ola celeste”, es una de las líderes de los sectores que se manifiestan en contra de la cuarentena —y también del aborto.

Desinformación

Desde que empezó el aislamiento, Brandolino y los sectores anti-cuarentena se encargaron de difundir falsedades en las protestas y a través de redes sociales.

Algunos de sus dichos y de las versiones conspiratorias que difundió aparecieron en las protestas: que el 5G causó la Covid-19, que las vacunas son financiadas por Bill Gates para implantar microchips y que con la pandemia se busca instaurar un “nuevo orden mundial”.

Como hemos publicado, no hay ninguna evidencia que asocie a las antenas 5G con la Covid-19. Además, todavía no hay ningún operador de telefonía móvil con antenas de este tipo en Argentina.

Los mensajes contra Bill Gates que aparecieron en las protestas anti-cuarentena tienen su origen en marzo de este año. Todo empezó con un posteo de Bill Gates en Reddit: lo que él publicó ahí fue tergiversado, según aclaró la agencia de noticias Reuters.

Gates dijo que, para un mejor seguimiento de la circulación del virus, “eventualmente” tendrán “algún tipo de certificados digitales para ver quién se ha recuperado o ha recibido una prueba recientemente”, o cuando esté disponible una vacuna, “saber quién la ha recibido”. Pero nunca se refirió a implantar “microchips” en el cuerpo de nadie.

Además, como explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el momento no hay ninguna vacuna para curar o prevenir la Covid-19. “La OMS está coordinando la labor de desarrollo de vacunas y medicamentos para prevenir y tratar la Covid-19 y seguirá proporcionando información actualizada a medida que se disponga de los resultados de las investigaciones”.

Pero las ideas conspiratorias de los anti-cuarentena de Argentina no terminan en Bill Gates y las vacunas. En las manifestaciones se afirma que esta pandemia busca crear “un nuevo orden mundial” y que la persona detrás de eso es George Soros, el empresario húngaro de origen judío. Sin embargo, al igual que en los casos anteriores, no hay evidencia para sostener esta teoría.

Entonces, ¿cuál es el problema con Soros? El empresario fundó la organización Open Society Institute, un organismo que se ocupa de financiar proyectos de todo el mundo que promueven, por ejemplo, causas vinculadas a la libertad de expresión, el libre acceso a la información y los derechos de las minorías sexuales. Tres causas que, al parecer, no son bien vistas por los sectores políticos más conservadores de Argentina.

Hasta el momento, el aislamiento social es la mejor manera de evitar la propagación del virus. Gracias a eso —y a pesar de la resistencia a las medidas sanitarias por parte de algunos sectores— desde que la pandemia llegó a América Latina, Argentina es uno de los país con menor tasa de mortalidad por Covid-19 de el continente.

Aunque a partir de ahora empiezan las fases de reapertura, la batalla contra el nuevo coronavirus no está ganada. Y tampoco la lucha contra los anti-cuarentena y la desinformación.

Compartir