Categoríaa NEWS

Los memes sobre un ladrón golpeado por sus víctimas revelan la urgencia de justicia en México

Cristina Salmerón
4 agosto, 2020 10:15 pm

México es el país de no pasa nada, dice una vieja frase utilizada para criticar la inacción de la justicia. Y es verdad, cuando se comete un delito, lo más probable es que no ocurra nada a nivel judicial. Entonces, cuando surge en internet un video que muestra a un ladrón recibiendo una paliza de sus víctimas, la reacción puede ir de la indignación al terror, y del festejo a una oleada de memes.

Eso ocurrió esta semana, cuando se volvió viral el video del asaltante de una Combi (una camioneta de transporte público) en Texcoco, Estado de México.

De acuerdo con la iniciativa civil Impunidad Cero, a nivel nacional, la probabilidad de que se denuncie y esclarezca un delito es de 1.3%, ligeramente superior al 1.14% del Índice 2018.

Un panorama igual de desolador muestra la organización México Evalúa, que señala que en el promedio nacional de denuncias no esclarecidas a nivel estatal es del 96.1%, y a nivel federal, del 94.6%. En 31 de las 32 entidades federativas, más del 90% de los delitos —que sí se denunciaron formalmente— quedan impunes, sin reparación del daño ni sanción.

Crimen y castigo

Entonces, ver que un delincuente es castigado, que se fue sin botín, que acabó golpeado y sin ropa tirado en la calle, es sumamente gratificante para muchas personas.

“No es la justicia que nos merecemos, pero es la justicia que se pudo obtener”, dijeron muchas voces este 3 de agosto en redes sociales sobre el asalto frustrado que se dio el 31 de julio en la carretera federal México-Texcoco.

El video del asaltante desató una gran conversación, aquí sólo uno de los comentarios que dan fe de la impunidad que marcan las cifras.

El Estado de México es un territorio donde los asaltos a pasajeros de transporte público son tan ordinarios que mucha gente ya lleva un teléfono y una cartera extra para entregarlos en caso de asalto y poder conservar los que usa a diario.

Tan sólo de 2015 a 2018, se incrementaron 700% los robos de este tipo en el municipio de Nezahualcóyotl, 234% en La Paz y 219% en Chimalhuacán, de acuerdo con las cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Ahí se vive un estrés constante por las altas probabilidades de sufrir un asalto.

Por eso, ver a un ladrón lastimado y ridiculizado (le dejaron sólo su playera rota para cubrirse) se vuelve igual o más satisfactorio que ver el final de una buena serie. En tiempos de pandemia y crisis económica, el trabajo organizado de un grupo de hombres para frustrar un asalto los eleva al grado de héroes.

Horror y risa

Si este video se viera en Suiza, en Alemania, en Japón o, no vayamos tan lejos, en Canadá, probablemente sus habitantes se horrorizarían por mirar un episodio de violencia como éste. Quizá cuestionarían el que los ciudadanos tomen justicia por propia mano y se preguntarían: ¿dónde está la policía? Y sí, tendrían toda la razón. Las autoridades son quienes deben impartir la justicia.

En México —y seguramente en otros países de Latinoamérica— la brutalidad de la inseguridad y la indignante falta de acceso a la justicia pueden volver un video como éste un momento feliz.

Compartir